Vida sexual en tiempos de COVID-19 / Aula Libre ORBIS-MLBA ©

Equipo de investigación:
Coca Ruiz, Patricia
Gutiérrez Heredia, Georgina
Limpias Rojas, Fernando
Munckel Granado, Daniel Iván
Salvatierra Orellana, Rumi Mateo

Resumen:

Investigación realizada el año 2020, es de tipo descriptiva, cuantitativa, cuyo objetivo es explicar cómo afecta el confinamiento y las medidas de distanciamiento social a causa del COVID-19 en la vida sexual de las personas.

Se delimitó el contenido en los siguientes puntos: nivel de importancia de la vida sexual en las personas, con quienes mantuvieron relaciones sexuales, satisfacción de vida sexual  durante la cuarentena, afectación en su calidad de vida sexual y frecuencia, encuentros sexuales rompiendo medidas de distanciamiento, grado de afectación de las preocupaciones por la pandemia en sus deseos sexuales, grado de afectación por cuarentena en el vínculo afectivo-sexual con su pareja,  frecuencia de recurrencia a la fantasía sexual para estimular relaciones afectivo-sexuales, frecuencia de actividades autoeróticas para satisfacer sus deseos sexuales, si tuvieron “cibersexo” y si utilizaron algún accesorio/juguete sexual y de qué tipo.

Se llevó a cabo una investigación bibliográfica para obtener fundamentos teóricos para esta investigación, luego se diseñó una encuesta difundida de forma online dirigida a una población diversa en edad y género. Se alcanzaron 220 respuestas, obteniéndose una muestra no probabilística tipo piloto, procediéndose al análisis y discusión de los resultados para elaborar las conclusiones de la investigación.

Los resultados son:

  • Predominancia de respuestas femeninas con 57,3%, entre 18 y 23 años un 50,5%.
  • Actividad sexual con la misma pareja, dándole un papel importante a la actividad sexual en un 82%.
  • Vida sexual satisfactoria en un 83,7%.
  • El 60,8% no se vieron afectadas por el distanciamiento social.
  • Frecuencia en relaciones sexuales estuvo por debajo de la media con abstinencia en un 35%.
  • 58,2% no rompieron las normas de distanciamiento para un encuentro sexual, grado de afectación fue mínima en un 59,5%.
  • Fantasía sexual no es requerida para estimular sus relaciones sexuales en un 89%.
  • 76,8% recurrió a las prácticas autoeróticas.
  • 63% no realizaron cibersexo.
  • 93,6% no utilizaron juguetes o accesorios sexuales.

Palabras clave: Sexualidad, distanciamiento social, confinamiento, vida sexual, deseo sexual, cibersexo, accesorios sexuales, regulación del deseo sexual, cuarentena, masturbación.


Abstract:

This is a descriptive, quantitative and propositional research, whose main objective is to explain the Impact of social distancing and confinement measures due COVID-19 disease on the sexual behavior of the population.

The research was delimitated to the following aspects: how important is the sexual life to the people. If they had sexual relations with their partners or others. If their sexual life during quarantine was satisfactory. If the quality of their sexual life and frequency had consequences. If they broke the social distance rules to have sexual encounters. How problems related to COVID 19 pandemic are affecting the well-being of individuals in their sexual desires. How quarantine affected their affective-sexual bond with their partners. Frequency of autoerotic activities to satisfy their sexual desires. If they had “cybersex” and if they used any accessory / sex toy and what kind.

To obtain theoretical foundations we carried out a bibliographic research and then we designed an online survey aimed at a diverse population. 220 responses were obtained until August 19 2020 with a non-probabilistic pilot type sample. We proceeded to analyze and discuss the results, obtaining the research conclusions.

The results were:

  • 57.3% were Female responses; 50.5% were in ages from 18 through 23 years 
  • Most of surveyed people had sexual activity with the same partner; the 82% gave an important role to sexual activity.  
  • 83,7% had a satisfactory sexual life.
  • 60.8% of the surveyed people were not affected by social distancing nor
  • Frequency of sexual relationships were below the average. With abstinence of 35%. 
  • 58.3% did not break the social distance rules to have sexual encounters.
  • 89.2% of the surveyed mentioned that they did not require sexual fantasy to stimulate sexual relationships.
  • 76.8% mentioned that they had autoerotic practices during the quarantine.
  • 63% did not have any cybersex experiences during quarantine time.
  • 93.6% did not use any sex toys or sexual accessories.

Keywords: Sexuality, social distancing, confinement, sexual life, sexual desire, cyber-sex, sexual accessories, regulation of sexual desire, quarantine, masturbation.



Gonzalo Fernández (Coord.) – Confinamiento, distanciamiento social y vida sexual en tiempos de COVID-19.pdf



Introducción

El presente trabajo plantea como problema de investigación la siguiente pregunta: ¿Cómo afecta el confinamiento y las medidas de distanciamiento social en la sexualidad de las personas? El objetivo principal es averiguar la forma en que afecta el confinamiento y las medidas de distanciamiento social en la sexualidad de las personas explicando y describiendo el nivel de afectación.

Se diseñó una encuesta que consta de tres secciones. La primera concerniente a la “cuarentena y vida sexual” con preguntas destinadas a saber: a) el nivel asignado a la actividad sexual, b) el tipo de relación sexual, c) calidad de vida sexual antes de la cuarentena, d) el nivel de afectación de las medidas de distanciamiento en la calidad de vida sexual, y e) la frecuencia de las relaciones sexuales. La segunda sección intentará conocer la forma en que las personas regulan su deseo sexual y contiene preguntas sobre:  a) el rompimiento de las medidas de distanciamiento para tener un encuentro sexual. b) el efecto de las preocupaciones sobre el deseo sexual, c) el grado en que fue afectado el deseo sexual, d) el efecto de la cuarentena en el vínculo afectivo sexual con la pareja, e) recurrencia a la fantasía sexual para la estimulación de la relación afectivo sexual y, por último, f) la frecuencia de las prácticas de autosatisfacción sexual. La tercera sección se refiere sobre: a) el sexo cibernético y b) el uso de accesorios y/o juguetes sexuales.

Un brote epidémico es una clasificación usada en la epidemiología para denominar la aparición repentina de una enfermedad debida a una infección en un lugar específico y en un momento determinado. Por otra parte, se cataloga como epidemia cuando una enfermedad se propaga activamente debido a que el brote se descontrola y se mantiene en el tiempo. De esta forma, aumenta el número de casos en un área geográfica concreta. Para que se declare el estado de pandemia se tienen que cumplir dos criterios: que el brote epidémico afecte a más de un continente y que los casos de cada país ya no sean importados sino provocados por transmisión comunitaria. “Mientras los casos eran importados y el foco epidémico estaba localizado en China la situación era calificada de epidemia, pero en el momento en que salta a otros países y empieza a haber contagios comunitarios en más de un continente se convierte en pandemia”, explica Ángel Gil, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos. (Gaceta Médica, 2020)

Vida sexual en tiempos de COVID-19 - Aula Libre
Fuente: Gettyimages
Vida sexual en tiempos de COVID-19 / Aula Libre ORBIS-MLBA ©

Existen términos que describen estrategias para limitar la transmisión de la enfermedad durante epidemias y pandemias: Distanciamiento físico o social. Dejar espacio entre las personas que no viven en un domicilio particular o casa para prevenir que se propaguen las enfermedades. La Cuarentena separa a la gente que está enferma, y limita el movimiento de las personas que pueden haber estado expuestas a la enfermedad para ver si manifiestan síntomas. El Aislamiento separa a la gente que está enferma de otros que no lo están para evitar que se propague la enfermedad.  (Gaceta Médica, 2020)

En diciembre de 2019 en Wuhan, una ciudad de la provincia de Hubei en la República Popular China, se detectó El SARS-CoV-2, un nuevo tipo de coronavirus. Este virus produce la enfermedad infecciosa denominada COVID-19coronavirus disease 2019» en inglés). Según datos de la OMS, 2020, la mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recuperan de la enfermedad sin necesidad de tratamiento hospitalario. Alrededor de 1 de cada 5 personas que contraen la COVID‑19 acaba presentando un cuadro grave y experimenta dificultades para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas previas como hipertensión arterial, problemas cardíacos o pulmonares, diabetes o cáncer tienen más probabilidades de presentar cuadros graves. Sin embargo, cualquier persona puede contraer la COVID‑19 y caer gravemente enferma. Una persona puede contraer la COVID‑19 por contacto con otra que esté infectada por el virus (generalmente asintomática). La enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las partículas de saliva que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Se considera poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de 1-2 metros. Muchas personas están siendo afectadas por la enfermedad del coronavirus (COVID-19), el gobierno nacional y los regionales, siguieron consejos y experiencias de países…

Si quieres continuar con la lectura del paper «Confinamiento, distanciamiento social y vida sexual en tiempos de COVID-19», te invitamos a descargar el enlace del documento al inicio de esta entrada.

Gonzalo Fernández

Es psicólogo y mediador. Realizó el Máster en Mediación Familiar, Social y Laboral en la Universidad de Granada – España, miembro fundador del Foro Internacional de Mediadores Profesionales (FIMEP), docente investigador en la Universidad Tecnológica Privada de Santa Cruz, consultor en proyectos sobre cultura de paz y gestión de conflictos