La difícil tarea de ser Yoda/ Aula Libre ORBIS-MLBA ©

Star Wars es un universo que me ha marcado desde que soy chico. Comencé viendo la famosa serie de Clone Wars, luego incursioné en las dos trilogías, seguí con otras series y llegué con la ilusión del fan a la última trilogía, que culminó con una decepción total (tema para otro artículo). Al crecer e incursionar en nuevas áreas del pensamiento me di cuenta de la profundidad filosófica que tiene el Universo de la Guerra de las Galaxias. Ahora, me centraré especialmente en la dialéctica del Lado Oscuro y el Lado Luminoso de la fuerza.

El Maestro Yoda es uno de los personajes más característicos de toda la saga y a quien los fans adoramos. En él, se representa la rectitud de valores y el camino de la luz frente a la tentación del mal y de la oscuridad. Él es el tipo ideal de los Jedi frente al mundo tenebroso de los Sith. Como le señala a Anakin Skywalker: “El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento”. Precisamente, la sensación del peligro y el temor llevan a guiarse por el odio y la violencia. Dicho estado carcome existencialmente al sujeto; como lo sucedido con Anakin al sentir inminente la pérdida de su amada, Padme Amidala.

Yoda y Anakin Skywalker - Aula Libre
Yoda y Anakin Skywalker
Star Wars III: La venganza de los Sith
La difícil tarea de ser Yoda/ Aula Libre ORBIS-MLBA ©

En los tiempos donde los Jedi habían perdido su razón de ser, a saber los guardianes de la paz, y se metieron en la Guerra de los Clones, Yoda era el resabio de esperanza ante la hecatombe. Por ello es terrible ver los rasgos y las sensaciones del pequeño maestro ante la acción genocida llamada “Orden 66”, cuando en su corazón percibe la destrucción total. Asimismo, cuando falla en su misión de asesinar a Darth Sidious, “El Emperador”, contempla que una época ha finalizado y que el exilio es la verdad ahora.

Ejercer el mal es siempre una eterna posibilidad en el hombre. Nuestra imperfección nos hace falibles; pero, a la vez, podemos aspirar a la perfectibilidad. Tenemos instantes donde podemos decidir qué decidir. Luke Skywalker tenía la opción de ejecutar a sangre fría al asesino más afamado de los Jedis, a su padre, a Lord Vader; y, sin embargo, prima su lado luminoso ante la presión de Sidious. No es fácil. Yoda lo advierte: “Es un desafío para toda la vida, no convertir el miedo en ira”

Entonces, el camino de rectitud está lleno de intenciones y plagado de resultados fallidos. Nadie es recto todo el tiempo. Todos vivimos atravesados como decía Nietzsche por lo Apolíneo y lo Dionisíaco. Dudo que la pureza provenga de la mera actitud racional y mesurada propugnada por la tradición filosófica, es decir, por la mera esencia apolínea.

La emoción y el apego son necesarios. Las caídas son partes de la vida misma. El mismo maestro Yoda le advierte a Luke Skywalker (en la mejor escena a mi juicio de toda la tercera trilogía): “Transmite lo que has aprendido: fuerza, maestría; pero insensatez, debilidad, fracaso también. ¡Sí, fracaso sobre todo! El mejor profesor, el fracaso es”. No somos puras máquinas racionales y lógicas. Ni estaría bien serlo.

Yoda en Star Wars 8 - Aula Libre
Yoda se aparece ante Luke Skywalker
Star Wars VIII: Los últimos Jedi
La difícil tarea de ser Yoda/ Aula Libre ORBIS-MLBA ©

Personalmente estoy un poco cansado de la mediocre distinción entre lo racional y lo irracional, ya que somos un poco de ambas cosas y no está mal. El punto es no dejarse llevar por la emocionalidad autodestructiva.

Muchas veces, y esto ya lo advertía Platón en «La República», los justos no son reconocidos por su justicia y se pone en ellos un velo de apariencia injusta mientras que muchos injustos aparentan ante los ojos de los otros una falsa careta de justicia. Es mucho más fácil, al margen de las consideraciones metafísicas y teológicas, no actuar bajo criterios de bondad y justicia en un mundo anárquico.

Por eso mismo, es tremendamente difícil ser Yoda; pero, no debe dejar de ser en los hombres una tarea a seguir. El camino de la virtud. Aun en la más alta abyección, por ejemplo: Abraham intentó salvar a Sodoma y Gomorra con la posibilidad de encontrar 10 justos. En la calamidad e inmundicia de Ninive, el perdón llegó por la redención ante la incredulidad del profeta Ioná.

Yoda en Star Wars 5 - Aula Libre
Yoda
Star Wars V: El imperio contraataca
La difícil tarea de ser Yoda/ Aula Libre ORBIS-MLBA ©

En síntesis, no podemos ser Yoda todo el tiempo; pero, podemos todo el tiempo intentar serlo. Somos seres humanos. Si bien sueño cada tanto con poseer el poder de la fuerza, evidentemente sé que no deja de ser una aspiración ilusoria. Sin embargo, no dejo de intentar seguir el camino de la rectitud como creo que todos aquellos que leen lo hacen. Perseverar es el camino. No hay otra receta.

Que la fuerza los acompañe.

Brian Frojmowicz

Estudiante de la carrera de Ciencia Política en la UCEMA. Fue miembro durante dos años y medio de Estudiantes por la Libertad ocupando el cargo de coordinador junior, coordinador senior y coordinador nacional del centro. Es miembro del Centro de Investigación de Israel y el Medio Oriente (CIMO). Es miembro voluntario en Juventud Unida. Ha dictado cursos en diversas materias como ser: fascismos, sistemas de gobierno y otras áreas de la filosofía política. Es ponente en diversos tópicos.